FPS

En nuestro país, los protectores solares se miden según su Factor de Protección Solar ó FPS. Sin embargo, el FPS es sólo una medida de la Radiación Ultravioleta B (UVB), y por lo tanto, solo mide la capacidad de protección a corto plazo de un filtro solar. En este sentido, aun cuando un filtro solar sea eficiente en proteger contra las quemaduras rojas inmediatas, esto no significa que nos esté protegiendo adecuadamente de la radiación silenciosa (UVA), y sus consecuencias más extremas a largo plazo, como el cáncer de piel.

El Factor de Protección FPS es el índice utilizado para medir la radiación ultravioleta B que llega a nuestra piel. Nos da la idea del tiempo que podremos permanecer expuestos al sol sin riesgo de quemadura, y cuanto mayor sea el FPS, más alta será la protección frente a la radiación UV-B proveniente del sol. Por ejemplo, y dependiendo del tipo de piel, si una persona es capaz de permanecer 20 minutos bajo el sol sin quemarse, la elección de un fotoprotector FPS 8 le proporcionaría una protección 8 veces superior.