protección solar profesional
Sunwork

Sunwork

Protección solar: ¿por qué debe ser profesional?

La prevención de los efectos generados por la radiación ultravioleta o RUV es clave para fomentar una cultura de autocuidado respecto de la exposición prolongada al sol. 

Debido al debilitamiento de la capa de ozono, el índice UV actualmente tiende a ser alto, incluso en las estaciones de otoño e invierno, por lo que, todas las medidas destinadas a prevenir las consecuencias del exceso de exposición a los rayos UV deben ser implementadas a lo largo de todo el año.

No existen medidas que funcionen por sí solas, por lo que, la recomendación habitual es utilizarlas de modo complementario, es decir, si es posible, evitar la exposición innecesaria al sol entre las 10 y las 16 hrs., en espacios abiertos preferir la sombra, utilizar vestimenta con tejido denso y que cubra todo el cuerpo (pantalón o falda larga, camisa o blusa manga larga), usar lentes con filtro UV, sombrero con ala ancha y lociones fotoprotectoras según el tipo de piel y siguiendo las instrucciones de aplicación. Además, se debe procurar beber agua constantemente de manera de evitar la deshidratación.

 

¿Qué pasa con la protección solar en los trabajos?

 

Es inviable evitar todo contacto con la radiación UV en un contexto laboral, puesto que existen profesiones y oficios en el rubro de la construcción, la minería, la pesca, las ferias, etc., cuyas labores se desempeñan al aire libre. 

Este escenario conlleva a implementar protocolos orientados a la prevención de enfermedades causadas por la exposición prolongada a los rayos UV. En éstos se encuentran acciones como las siguientes:

 

  1. Diseño e implementación de un reglamento: este documento tiene como función darle un marco a las labores que se llevan a cabo en el espacio exterior, que priorice la salud de los y las trabajadoras, normando, por ejemplo, los períodos de tiempo máximos de exposición al sol y el uso de vestuario protector.
  2. Información sobre índice UV: debe estar en un lugar visible para todos los empleados y ser actualizado a diario.
  3. Brindar vestuario adecuado: la empresa debe proveer de vestimenta que evite la exposición del trabajador a la radiación UV, como cascos, lentes y vestuario adecuado que funcione como barrera entre la RUV y la piel.
  4. Uso de protector solar: el cuidado de la piel de los y las empleadas durante las faenas al aire libre, debe ser prioridad para la empresa, por esto, es tarea de ella brindar productos destinados a prevenir los efectos de la exposición prolongada a los rayos UV. Con esta finalidad, existen líneas de lociones fotoprotectoras profesionales enfocadas en el cuidado de la piel fotoexpuesta de las personas que desempeñan sus labores en espacios exteriores y que poseen un abanico amplio de productos con distintos factores de protección contra los rayos UVA y UVB, en formato crema, gel o spray y con productos, que, además, cuentan con fórmulas enriquecidas de manera de proteger la piel, prevenir su envejecimiento prematuro y evitar la aparición de manchas.
  5. Generar una cultura de prevención: se debe informar y educar sobre el riesgo UV y las medidas de seguridad a todas las personas expuestas a la RUV a causa de su actividad laboral.

 

¿Cuál es el marco legal en cuanto a la prevención en contextos laborales?

importancia de la protección solar profesional

 

En Chile, de acuerdo con el decreto D.S. 594, destinado a regular las condiciones sanitarias y ambientales que deben existir en los lugares de trabajo, debe protegerse a las personas expuestas a la radiación UV de origen solar a partir del siguiente protocolo:

 

  1. Informar índice UV a diario.
  2. Identificar a quienes trabajan expuestos al sol de modo de implementar medidas adicionales.

 

El Ministerio de Salud, por su parte, generó una Guía Técnica de Radiación UV de origen solar, que plantea las siguientes medidas:

 

  1. Medidas ingenieriles: la empresa debe diseñar espacios que precisen toldos, árboles y otros elementos con el propósito de reducir el impacto directo de la radiación UV.
  2. Organizar la faena: de este modo, se pueden calendarizar las acciones evitando los horarios en los que el índice UV se encuentra en un nivel peligroso.
  3. Elementos de protección personal: contar con vestuario, gorros, viseras, lociones fotoprotectoras y otros.
  4. Capacitación: implementar un programa teórico-práctico para que los y las trabajadoras se formen respecto de los daños de la radiación UV y las medidas preventivas.

Compartir esta entrada

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email