polución atmosférica
Sunwork

Sunwork

Polución atmosférica, lluvia ácida o pesticidas: consecuencias en la piel

La piel es el órgano del cuerpo más expuesto a agentes ambientales nocivos como son la radiación, la polución atmosférica, la lluvia ácida y los pesticidas, entre otros, siendo continua y severamente afectada. 

Por esta razón, el exposoma o el conjunto de factores externos que afecta la salud y el envejecimiento de la piel, está siendo motivo de estudios hace años, ya que, un 80% del envejecimiento de ésta, radica en el exposoma cutáneo. Esto pese a que la buena salud de la piel, se basa en una combinación de agentes externos e internos que genera una respuesta del organismo condicionando su aspecto, elasticidad, textura y brillo.

 

¿Cuáles son los agentes que dañan la piel?

Existe una diversidad de agentes que dañan la piel. Entre ellos, se pueden considerar los siguientes:

 

Dieta baja en antioxidantes

Una piel producto de una dieta baja en antioxidantes, responde de manera diferente a la radiación solar y la contaminación atmosférica que la de una persona que procura consumir alimentos altos en antioxidantes, por lo que, para mantener una piel en buenas condiciones de salud y protegida de estos agentes externos, debe evitarse o reducirse el consumo de carne, azúcar y grasas y priorizar una ingesta rica en frutas, verduras, legumbres y aceite de oliva.

agentes que dañan la piel

La contaminación ambiental

Vivir en una gran ciudad conlleva convivir a diario con distintos agentes contaminantes como lo son el dióxido de nitrógeno y los hidrocarburos aromáticos policíclicos, que, debido a que reducen la producción de vitamina E y C y de glutatión, inciden en el aumento de manchas en la piel y la aparición de arrugas.

Por ello, es fundamental limpiar la piel por la mañana y por la noche, ya que ayuda a eliminar las partículas de la contaminación favoreciendo el equilibrio cutáneo, rutina a la que se debe sumar la utilización de productos para el cuidado de la piel, como Dermablock, que ayuda a proteger la piel expuesta a la contaminación reduciendo los efectos tóxicos en conjunto con el fotoprotector

 

La radiación solar

La exposición prolongada a la radiación UV ocasiona distintos tipos de daño como eritema, manchas en la piel, fotoenvejecimiento y cáncer de piel que puede ser basocelular, espinocelular o melanoma, sin contar el deterioro que provoca en el sistema inmune y su impacto en las células a nivel de ADN.

El uso de productos para el cuidado de la piel, como es el fotoprotector de amplio espectro, ayuda a prevenir las enfermedades derivadas de la radiación UV. Idealmente, debe usarse un producto de amplio espectro, ya que la radiación UV está compuesta por distintos tipos de rayos con diferentes longitudes de onda que impactan la piel en distintos niveles y de diferentes maneras.

Sunwork Green es un protector solar de amplio espectro de muy alta protección que contiene vitamina E y aceite de andiroba, dos antioxidantes, que colaboran en la protección de la piel y son emolientes, brindándole más suavidad a la piel.

 

Consumo de tabaco

Los fibroblastos son los encargados de producir colágeno y, el consumo de tabaco potencia el efecto destructor que tiene la radiación ultravioleta sobre éstos, por lo que, se desaconseja fumar si se desea conservar la salud de la piel.

 

Clima y cambio climático

Por un lado, la exposición a temperaturas extremas afecta la salud de la piel, de modo que, las altas temperaturas ocasionan la aparición de vasos sanguíneos y favorecen el daño oxidativo, así como las bajas temperaturas resecan la piel. 

Por otro lado, el debilitamiento de la capa de ozono encargada de filtrar la radiación ultravioleta, causa un debilitamiento en las capas protectoras de la piel, estando más expuesta a sufrir hiperpigmentación, eritemas, envejecimiento prematuro y cáncer de piel.

Para reducir el efecto dañino de la radiación ultravioleta, es necesario contar con productos para el cuidado de la piel como fotoprotectores de amplio espectro y productos que ayuden a revertir los efectos negativos de la exposición a la radiación ultravioleta.

La combinación de contaminación y radiación produce más daño a la piel que ambos agentes por separado. Por esto, pensando en las personas más expuestas a la polución atmosférica, lluvia ácida y pesticidas, además de la radiación UV debido a su trabajo, es que junto con el uso de un fotoprotector de amplio espectro que no solo cuide la piel sino, proteja el sistema inmune y las células a nivel de ADN, hace su debut Dermablock, una emulsión que previene la resequedad, descamación, irritación, hipersensibilidad, engrosamiento y pérdida de elasticidad de la piel, protegiéndola de agentes externos tóxicos, equilibrándola ayudando a recuperar su balance natural y neutralizando los radicales libres .

Para profundizar en estos temas, no olvides visitar nuestro blog .

Compartir esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email