cancer de piel
Sunwork

Sunwork

Cáncer de piel: ¿qué es?

Actualmente, debido al debilitamiento de la capa de ozono, estamos expuestos a índices peligrosos de radiación solar, lo que ha provocado un alza en los casos de cáncer de piel.

La piel expuesta al sol puede desarrollar un crecimiento anormal en las células que la conforman, aunque también este efecto puede aparecer en zonas de piel que normalmente no están expuestas a la luz del sol. A este crecimiento anormal de células de la piel se le denomina cáncer de piel.

¿Qué tipos de cáncer de piel hay?

El cáncer de piel puede dividirse en tres tipos: carcinoma basocelular, carcinoma espinocelular y melanoma.

Carcinoma basocelular

Generalmente, este tipo de cáncer de piel se manifiesta en zonas de piel expuestas al sol, como el cuello o el rostro.

Es importante detectarlo a tiempo, por lo que, se debe poner atención a las formas en las que puede aparecer. Estas son: un bulto ceroso o perlado, una lesión plana, parecida a una cicatriz marrón o del color de la piel, una úlcera con costras o sangrante que se cura y regresa.

Carcinoma espinocelular

Al igual que el carcinoma basocelular, el carcinoma espinocelular se produce en zonas del cuerpo que se encuentran expuestas al sol, como el rostro, las orejas y las manos. Pero, igualmente, puede desarrollarse en áreas del cuerpo que no se han expuesto al sol. 

También tiene mejor diagnóstico tras una detección temprana, y, para ello, se debe atender a las formas en las que puede manifestarse como: un nódulo rojo y firme, una lesión plana con una superficie escamosa y con costras.

Melanoma

melanoma

A diferencia de los anteriores, el melanoma puede desarrollarse en cualquier zona del cuerpo, ya sea en la piel normal o, a veces, en un lunar existente que se vuelve canceroso. 

Las zonas de la piel en la que aparece con mayor frecuencia son: el rostro o el tronco de los hombres afectados. En el caso de las mujeres, el melanoma se desarrolla en la parte inferior de las piernas. 

El melanoma no hace distinción del color de piel, pudiendo afectar incluso a personas de piel más oscura. En su caso, este cáncer suele aparecer en las palmas de las manos o las plantas de los pies, o bajo las uñas de los pies o las manos.

Es fundamental identificar los signos, con el objetivo de tratarlo a tiempo. El melanoma puede aparecer como: un área grande y de color café con puntos más oscuras, un lunar que cambia de color, tamaño o sensación o que sangra; una lesión pequeña con un borde irregular y áreas que aparecen de color rojo, rosa, blanco, azul o azul oscuro; una lesión dolorosa que pica o arde, lesiones oscuras en las palmas de las manos, las plantas de los pies, las yemas de los dedos de las manos o los pies, o en el recubrimiento de las mucosas de la boca, la nariz, la vagina o el ano.

Cáncer de piel menos frecuentes

Existen otros tipos de cáncer de piel menos frecuentes que los anteriores. Algunos de ellos son:

  • Sarcoma de Kaposi
  • El carcinoma de células de Merkel.
  • Carcinoma de glándulas sebáceas. 

¿Por qué se produce el cáncer de piel?

El cáncer de piel se produce debido a mutaciones que sufre el ADN de las células de la piel. Estas provocan un crecimiento descontrolado en el número de células dando pie al cáncer.

La epidermis es la capa superior de la piel y es el lugar en que se origina el cáncer. El cáncer de piel comienza en la capa superior de la piel: la epidermis. Esta se conforma de células escamosas, basales y melanocitos y son ellas las que sufren las mutaciones en su ADN. Por ello, es fundamental proteger la epidermis evitando exponerse a la RUV.

La exposición a la RUV sin protección es la causa más común en el desarrollo de algún tipo de cáncer de piel. Por ello, deben adoptarse medidas preventivas en caso de exponerse a ella por periodos prolongados como es el uso de sombrero, lentes, ropa adecuada y fotoprotector de amplio espectro.

Pese a que el cáncer de piel es producto de una exposición al sol sin las medidas correspondientes, también existen factores ajenos a la RUV que inciden en el desarrollo de éste. Por ejemplo: piel clara, lunares, queratosis actínica, antecedentes familiares de cáncer de piel, antecedentes personales de cáncer de piel, sistema inmunitario debilitado, exposición a la radiación,  exposición a ciertas sustancias como arsénico, puede aumentar el riesgo de cáncer de piel.

Evitar el desarrollo del cáncer de piel es posible tomando medidas precautorias respecto de la RUV. 

Compartir esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email